Post - Título oculto

¿Qué diferencia hay entre gestoría, asesoría y consultoría?

diferencia-entre-gestoria-asesoria-y-consultoria

Tanto la gestoría, como la asesoría, al igual que la consultoría son tres servicios externos a los que recurren las empresas para gestionar y resolver problemas administrativo-financieros.

Hasta ahí todo claro.

Sin embargo, hay situaciones concretas de una empresa que requieren asesoramiento y soporte, pero a veces uno no sabe muy bien a qué profesional dirigirse.

Mira, un cliente nos recomendó para ayudar a un conocido suyo con su empresa.

Llevaba 10 años con su negocio funcionando, pero una situación personal le hizo plantearse su vida y su trabajo.

Había conseguido tener un equipo a su cargo y establecerse en el mercado.  Quería seguir creciendo, aunque no sabía cómo, pero no estaba dispuesto a hacerlo a costa de emplear más horas de las que no tenía.

Se planteó incluso cerrar y ofrecerse a otras empresas del sector porque la situación le estaba agobiando.

Lo que no tenía claro era si su gestoría podía asesorarle para afrontar esta nueva etapa en su negocio, o lo que quizás necesitaba era pagar a alguien que llevara las riendas y él dedicarse solo a trabajar.

Ni su gestoría tenía la capacidad, ni contaba con recursos suficientes para contratar un CEO.

Cuando nos reunimos con él y nos expuso la situación, vimos cuál era el problema.

Ahora te decimos qué le recomendamos, pero antes deja que te expongamos qué diferencia hay entre los servicios que ofrece una gestoría, una asesoría y una consultoría.

¿Qué hace por tí una gestoría?

Se encarga de tramitar todos tus asuntos relacionados con la gestión administrativa de tu negocio.

Por ejemplo:

  • Presentar impuestos.
  • Informarte sobre los cambios de legislación.
  • Dar alta o bajas a tus trabajadores.
  • constituir sociedades.
  • Tramitación de licencias, etc.

Este servicio va a acompañar a tu empresa durante toda su vida.

Te ahorrará mucho tiempo en las gestiones burocráticas y esto te permitirá centrarte en el crecimiento de tu negocio. Pero lo que no hará es asesorará sobre el rumbo que debes seguir y cómo hacerlo.

Por cierto, un apunte a tener en cuenta, tu gestor administrativo tiene que estar titulado y colegiado para realizar el servicio y llevar tu contabilidad.

¿Qué te ofrece una asesoría?

La asesoría cuenta con expertos en un área específica. Estos te ayudarán a decidir qué alternativa es la mejor en asuntos legales, fiscales, contables o laborales para tu negocio.

El asesor no necesita una titulación específica. Tampoco estar colegiado. Solo tener la experiencia y los conocimientos necesarios para que pueda aconsejarte.

Prever determinados problemas antes de que surjan.

Ofrecerte recursos de utilidad.

En ocasiones nos encontramos que el asesor también ofrece servicios que no son de su competencia como, por ejemplo: presentar impuestos en tu nombre, contestar requerimientos y, en general, tareas que forman parte de las actividades que sí tiene que desempeñar una gestoría.

¿En qué puede ayudarte una consultora?

Un consultor es un estratega. Su función principal es la de analizar y resolver la situación puntual por la que está pasando tu empresa en ese momento, encontrar las soluciones y establecer un plan de acción que permita alcanzar los objetivos marcados.

Por ponerte un ejemplo sencillo

Tú tienes un problema en una rodilla y acudes a tu médico de cabecera. Tras evaluar tu situación considera que es necesario que vayas al traumatólogo para determinar un tratamiento más específico.

A tu médico le visitarás siempre que tu salud se resienta, pero al especialista (si todo va bien y ya no es necesario) irás un tiempo determinado.

La relación entre la consultora y la empresa es puntual, aunque es probable que acudas a ella varias veces durante la vida de tu negocio.

Dependiendo del tipo de área en el que se trabaje, las consultorías se especializan en un campo u otro:

Consultoría financiera.

Analizan y estudian tu negocio para planificar acciones que te lleven a obtener los mejores resultados económicos.

Consultoría estratégica y desarrollo de negocio.

Puede perseguir diferentes objetivos. Desde incrementar los ingresos de tu empresa, hasta mejorar la competitividad.

Para ello se definen estrategias aprovechando los recursos que tienes a tu disposición.

Consultoría de marketing y publicidad.

Analizan en profundidad el comportamiento de los consumidores y competidores, y te ayudan a potenciar tu imagen de marca, mejorar tus ventas, fidelizar y/o captar nuevos clientes.

Los servicios de consultoría se centran en un tema muy específico que afecta a un departamento o a la empresa en su totalidad, pero no se dilatan en el tiempo. 

Por cierto, el problema del cliente del que te hablábamos antes era que, a pesar de llevar 10 años con su negocio, desconocía detalles básicos de sus cuentas, de su competencia y de las posibilidades de crecimiento que tenía.

Realizamos un estudio de viabilidad y un plan de negocio a 3 años.

Ahí fue consciente de las cifras reales que arrojaban su negocio y que debía cambiar el modelo de empresa que tenía establecido porque si no en un par de años se estancaría.

Él pensaba que ganaba dinero y no era así.

El personal (contratación externa) se llevaba gran parte de los ingresos, pagaba su hora muy por encima del mercado, y a él le quedaba poco margen. Además:

  • Su competencia cada vez le quitaba más clientes.
  • Ofrecía un servicio no apto para todos los bolsillos.
  • Necesitaba otras líneas de negocio que le permitieran obtener ingresos recurrentes.

Al final le planteamos tres escenarios diferentes de crecimiento con acciones concretas, para que eligiera el que más se adaptaba a sus necesidades y recursos.

Escoge los colaboradores apropiados que te ayuden a hacer crecer tu negocio.

Contratar los servicios de una asesoría o una consultoría para tu negocio dependerá de las necesidades concretas que tengas, de los recursos con los que cuentes y los objetivos que quieras conseguir.

Hay emprendedores que consideran que contratar estos servicios les supondrá un costo muy elevado y prefieren hacerse cargo ellos mismos. Lo que no entienden es que ese tiempo que dedican se lo están restando a la gestión de su negocio, y eso sí que sale caro.

La mayoría de las empresas que ofrecen este tipo de servicios externos proporcionan diferentes opciones de contratación acorde a las necesidades concretas del cliente.

En nuestro caso, ofrecemos la posibilidad de desarrollar tu proyecto por fases para que decidas según los recursos de los que dispones, hasta dónde estás dispuesto a llegar y por dónde quieres empezar.

Si quieres cuéntanos tu proyecto, tu idea, el problema que necesitas solucionar y vemos qué planteamiento es el que mejor se ajusta a ti. ¿Te parece bien? Hablemos.

Esto también puede interesarte

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *