Post - Título oculto

Elevator pitch, cómo seducir a tu cliente o inversor en menos de un minuto

elevator pitch

El elevator pitch es un discurso breve y persuasivo que sirve para explicar a un inversor o cliente quién eres y qué haces, y convencerle de que apostar por tu proyecto, producto o servicio es la mejor decisión que puede tomar.

Nunca se sabe cuando tendrás la oportunidad de encontrarte con la persona adecuada para poderle hablar sobre tu idea de negocio.

Tener grabada en tu cabeza esa tarjeta de presentación exprés te permitirá exponer tu propuesta en cualquier momento y lugar.

Cuál es la estructura perfecta de un elevator pitch

No hay una ciencia exacta que determine qué tipo de estructura es la que ofrece mejores resultados. De hecho, diferentes estudios demuestran que no es habitual cerrar un acuerdo en la primera presentación.

Eso no significa que hayas fallado, tan solo que no era el momento, ni la audiencia adecuada.

Sin embargo, esa toma de contacto puede ser el inicio de una futura relación con tu cliente o inversor potencial.

Así que te toca perfeccionar el discurso e insistir.

Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran.

Voltaire

Para que te sea más fácil elaborar el guion puedes dar respuesta a las siguientes preguntas. De esta forma, tendrás una estructura sencilla con la que poder desarrollar luego tu mensaje:

¿Quién eres?

Preséntate, expón tu idea y habla sobre el equipo que la va a ejecutar.

¿Qué problema o necesidad has detectado?

Sé conciso y claro, no te extiendas demasiado. Comenta el problema en concreto y detalla quién lo tiene y por qué. Especifica si hay o no competidores y en qué te diferencias de ellos.

¿Cómo das solución a esa necesidad o problema?

Lo importante en este punto no es tanto explicar la idea, sino más bien cómo la estás llevando a cabo y en qué fase de desarrollo te encuentras.

¿Qué cifras manejas?

Un inversor quiere datos objetivos y realistas que justifiquen lo que estás planteando.

Muestra porcentajes y resultados específicos que capten su atención. Por ejemplo, volumen de negocio, estimación de ventas o facturación,etc.…

¿Qué proyección de futuro tiene?

Un inversor busca que tu proyecto tenga potencial y sea escalable porque su inversión está dirigida a conseguir ganancias a corto plazo.

Aun así, si ve que tu negocio aporta valor, aunque no genere beneficios inmediatos, apostará por tu idea.

En este caso, querrá una parte de tu negocio y tú tendrás que aclararle hasta dónde estás dispuesto a llegar.

Consejos para escribir un elevator pitch que no deje indiferente

Necesitas crear un discurso claro, conciso y convincente, para que a quien sea que te estés dirigiendo, le impacte de tal forma que al final de tu exposición no tenga duda en contratar tus servicios o invertir en tu proyecto.

Por lo tanto.

Arranca con fuerza

Los primeros 15 segundos son cruciales para captar su atención. Aprovéchalos. Utiliza un gancho que le lleve a poner el foco en ti.

Si no lo consigues, desconectará y todo lo que digas después no le interesará.

Empieza, por ejemplo, haciendo una pregunta fácil de identificar que hable de un punto débil del sector al que te diriges, o bien aporta datos que te permitan luego desarrollar tu idea.

Adapta tu mensaje a la audiencia

Clarifica tu mensaje. Muéstrate cercano. Utiliza frases cortas en vez de largas.

No uses palabras muy técnicas, la persona que está delante de ti no tiene por qué ser experta en la materia. 

Si te diriges a un público más especializado tendrás que ofrecer datos, resultados y estar preparado para sus preguntas.

Elimina las objeciones

Una mente con dudas no invierte, no compra, no actúa. Muéstrales la oportunidad, déjales claro la viabilidad y los beneficios del negocio.

Genera expectación

Es decir, deja a tu interlocutor con ganas de saber más. Consigue que el cierre de tu discurso sea una invitación para continuar con la conversación.

Eso sí, sé honesto y cumple con lo que le hayas prometido (más datos, enseñar el producto, etc.)

No sirve de nada generar expectativas si después lo resuelves con información irrelevante. Así destruirás de un plumazo su interés por el proyecto.

Elabora un mapa visual para aclarar tus ideas

Con toda la información sobre el papel es muy probable que no sepas por dónde empezar con tu discurso y sientas pavor pensando que te quedarás en blanco el día de la presentación.

Lógico, los nervios juegan malas pasadas. Por eso es necesario que ensayes una y otra vez.

Pero no repitiendo como un loro, sino interiorizando el mensaje que quieres transmitir de forma natural y expresándolo con tus propias palabras.

Un mapa visual te puede ayudar.

A través de dibujos simples podrás establecer las conexiones necesarias para entender las ideas, recordarlas con facilidad y así poder explicarlas sin temor a quedarte sin palabras.

Con estas dos aplicaciones puedes elaborar tus mapas visuales: xmind y mindmeister.

Ejemplo de elevator pitch

» Soy Juan y junto con mi socio hemos creado un sistema de valorización energética que permite reciclar los residuos plásticos de los invernaderos y convertirlos en combustible con un poder calorífico similar al del gas natural o fuel-oil.

El 40% de esos residuos se abandonan en descampados y playas, y muchos de ellos terminan en el mar.

El reciclado mecánico o la recuperación de los componentes básicos no son la mejor opción para evitar el impacto medioambiental.

Con nuestro sistema, reducimos la presencia de microplásticos en el ambiente, facilitamos la gestión de los residuos al agricultor, ofrecemos una alternativa energética menos contaminante y generamos empleo local.

Invertir en nuestro proyecto no solo supone obtener una rentabilidad anual de entre un 3% y un 10%, también demuestra el firme compromiso de contribuir a un desarrollo más sostenible.

¿Finanzas y valores encajan en tu estrategia de inversión?

Sí es así, permite que te mostremos la viabilidad del proyecto».

En conclusión

Tu elevator pitch tiene que ser capaz de explicar en poco tiempo y de forma clara, en qué consiste tu proyecto, qué te hace diferente y qué ofrece al destinatario para captar su atención.

Cultiva la empatía, gánate la confianza del inversor y para eso deberás utilizar las palabras adecuadas que hagan que tu discurso sea memorable y cale hondo.

Muchas veces se piensa que, si no somos capaces de proporcionar resultados económicos de inmediato, el proyecto no conseguirá la financiación necesaria para ponerlo en marcha, y eso, no siempre es así.

Los inversores quieren ver resultados, obvio, invierten su dinero con esa finalidad.

Pero también buscan credibilidad en los proyectos, comprobar que los miembros del equipo derrochan pasión y que, a pesar de no tener recorrido, destacan por otras habilidades y virtudes que pueden llevar a buen puerto el negocio.

Esto también puede interesarte

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *