Post - Título oculto

Las claves del éxito del anuncio de Bankinter que también puedes aplicar en tu negocio

claves-exito-anuncio-bankinter

La situación que vivimos con la crisis del coronavirus ha hecho que muchas marcas hayan optado por dar un giro a sus campañas y adaptar su mensaje a un tono más emotivo y cercano.

Uno de los anuncios que más repercusión ha tenido en estos días ha sido el de Bankinter. Sabes a cuál nos referimos, ¿verdad?

Seguro que su potente mensaje cargado de emoción ha conseguido que te identificaras con cada una de sus palabras. A todos nos ha pasado.

De hecho, este anuncio ha sido uno de los más vistos y compartidos en redes sociales, y su canción, una de las más buscadas.

Pero no solo eso, con esta campaña también han conseguido:

1.- Ofrecer una imagen diferente del sector bancario.

2.- Fidelizar a sus clientes haciéndoles sentir orgullosos de pertenecer a la entidad.

3.- Generar confianza en la audiencia como para plantearse ser un nuevo cliente del banco.

Aunque no lo creas, tú también puedes obtener ese impacto en tu negocio. ¿Cómo? muy sencillo, a través de los textos que escribes para llegar a tus clientes.

Tan solo tienes que tener la valentía de mostrarte como eres y sacar a relucir los valores que definen tu marca.

Solo así podrás comunicarte con tu audiencia de forma natural -sin parecer un robot- conectar con ella, y lograr que dentro de su cabeza te imagine como la única solución a su problema.

3 pautas para conseguir que tus textos comerciales sean más humanos, provoquen reacciones y te ayuden a vender más.

Bankinter consiguió que su anuncio fuera un éxito no solo por lo que contaba, sino por cómo lo contaba.

Escribir textos persuasivos es una habilidad que se adquiere con práctica. El copywriting ofrece fórmulas, recursos y técnicas que pueden ayudarte a conseguirlo, sin embargo, lo más importante es que a la hora de escribir, apliques el sentido común.

Si estás dispuesto a darle un giro a tus textos y convertir las palabras en potentes llamadas a la acción, empieza por aquí.

1.- Ponte en los zapatos de tu cliente

O dicho de otra forma, averigua qué conversación es la que ronda en su cabeza, cómo se siente y qué obstáculos y problemas debe superar.

En definitiva, escucha a tu cliente potencial, así le conocerás mejor y sabrás qué es lo que necesita. Es la única forma de que puedas establecer una buena conexión con él, para luego entablar una conversación y que se sienta identificado con lo que le cuentas.

Las personas conectamos mejor con aquello que nos hace sentir más cómodos, que encaja con nuestros valores, con nuestros temores.

Si te fijas, en el anuncio de Bankinter han dado en el clavo. Te engancha desde el principio porque describe a la perfección el sentir de todo un país, se ponen en tu piel y tú te dejas llevar, solo quieres que te cuenten más.

¿Ves a qué nos referimos?

2.- No hables más fuerte, habla diferente

Así es, elevar el tono de voz en tu mensaje no servirá para que te presten más atención.

El tono de voz de tu marca es lo que te identifica, y por eso tiene que ser único, tiene que representar tus valores y que se corresponda con tu forma de hablar, de expresarte.

Además, debe coincidir con el modo en el que tus clientes te hablan y se dirigen a ti.

De nada sirve que imites a tu competencia, porque tu audiencia, en función de tu tono de voz tendrá una percepción determinada de tu marca. Si te expresas de la misma forma que las empresas de tu sector, ¿cómo pretendes destacar?

Elegir mal el tono de voz puede atraer a clientes potenciales que no son tu objetivo. Por eso es importante que pienses a quién quieres dirigirte y cómo hacerlo, para que el cliente que llegue a ti, sea el que estás buscando.

Volviendo al ejemplo del anuncio.

Fíjate en cómo te hablan. Emplean un tono cercano, sincero, y natural. Bajan del Olimpo de los bancos para comunicarse contigo de igual a igual, y así lo demuestran en su eslogan: “El banco que ve el dinero como lo ves tú”

Es más, su propuesta es arriesgada porque nunca un banco se había dirigido así a sus clientes. Consiguen humanizar el concepto del dinero y hablar de él sin tapujos.

Algo que siempre ha sido un tema tabú.

5 consejos para que puedas encontrar el tono de voz de tu marca

De tú o de usted

Elegir una forma u otra dependerá del tipo de negocio y cliente que tengas, pero también de cómo te sientas más cómodo.

Eso sí, si estás pensando que al hablar de tú a tus clientes vas a parecer menos profesional, estás equivocado. Sucede lo mismo con el uso del usted, bien utilizado, puede resultar igual de cercano.

Racional o emocional

Depende de lo que ofrezcas. Si proporcionas datos y resultados, tu tono será más racional, incluso más impulsivo. Si por el contrario ofreces experiencias, apelarás a las emociones.

Dale ritmo a tus textos

Intercala frases largas con cortas y emplea transiciones que faciliten la conversación para animar al lector a que siga leyendo.

Cuidado con los chistes

Existe una línea muy fina entre ser ocurrente y convertirte en el cuñado gracioso de la cena. Evita los intentos de parecer divertido, puede que tu audiencia no entienda tu humor (o sí, dependerá de a quién te estes dirigiendo).

Menos es más

Tienes poco tiempo para captar la atención de tu cliente y que siga leyendo. Sé conciso y explícito. A veces una única frase es más que suficiente.

3.- Mensaje claro, sin rodeos.

Ya conoces a tu cliente mejor que él, le hablas en un lenguaje que te entiende y con el que además se siente identificado, perfecto, cuéntale ahora qué es lo que tienes para ayudarle a solucionar su problema.

Sí, para solucionar su problema, no le aturdas con las bondades de tu empresa o la profesionalidad de tu equipo multidisciplinar – que por cierto, esta palabra deberías desterrarla de tu vocabulario y no utilizarla nunca más, porque ni dice, ni aporta nada-.

El cliente quiere saber qué beneficios obtendrá con aquello que ofreces, ya sea ahorrar tiempo o dinero, mejorar su salud o apariencia, relajarse, satisfacer su ambición, etc. No le interesa nada más.

Fíjate en esto.

“Sabemos por lo que estás pasando, estamos contigo y para ayudarte esto es lo que te ofrecemos”.

Ese sería el esquema del anuncio de Bankinter. No solo busca emocionar a su audiencia y conectar con ella, sino ofrecer propuestas claras y concretas para dar solución a los problemas que en estos momentos tienen las familias y empresas.

El copywriting será tu mejor aliado para conectar con tu audiencia.

La realidad que nos deja el coronavirus ha hecho que la comunicación y el contacto humano sea ahora más necesario que nunca.

Los negocios se han visto forzados a tomar nuevas medidas, y por eso es importante que el mensaje que transmitan a sus clientes les aporte seguridad y confianza.

Aquellos que sean capaces de escuchar las necesidades de sus clientes y generar esa conversación con ellos de forma natural y cercana, conseguirán establecer sus negocios y salir adelante.

Comprueba si las palabras que utilizas en tus textos reflejan los valores de tu marca, de tu producto o servicio, y si el mensaje que transmites conecta con los clientes que buscas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *